¿Estás a dieta y no ves resultados a largo plazo?
¿Responde a las siguientes preguntas?

¿Comemos los suficiente?

Seguir una dieta para perder peso no implica restringir en exceso el gasto calórico. De hecho, esto es algo que no se debe hacer, ya que aumentará el riesgo de sentir ansiedad y de no controlar las ingestas de comida. Es esencial comer de forma adecuada.

¿Comes delante de la televisión o del ordenador?

Comer delante de una pantalla hace que no controlemos bien las cantidades que ingerimos.  Nuestro cerebro no gestiona el sentimiento de saciedad. Hay que controlar el ritmo para que nuestro cuerpo se sienta saciado.

¿Hacemos suficiente ejercicio?

Consultaremos con un profesional acerca de qué tipo de ejercicio nos conviene más según nuestras necesidades y según los objetivos que queremos alcanzar.

¿Pasas de la dieta los fines de semana?

Nunca está de más darnos un pequeño capricho como premio por nuestros esfuerzos a lo largo de una semana. Pero hay que olvidarse siempre de la famosa comida basura.

¿Siempre los mismos ejercicios?

Otro motivo por el que quizá no estás perdiendo peso es que sigues una rutina de ejercicios que apenas cambia. Si haces esto, corres el riesgo de que tu cuerpo se acostumbre a esos ejercicios.

¿Duermes los suficiente?

Un descanso adecuado será esencial para poder perder peso. Si no encuentras tu problema en ninguno de los puntos anteriores, quizá la razón por la que no estás perdiendo peso es porque no duermes correctamente. Los adultos deben dormir aproximadamente 8 horas diarias.

Visto en www.mejorconsalud.com

Share This