Pescado

Es una fuente rica en fósforo y ayuda a fortalecer el cerebro, especialmente en lo que tiene que ver con la memoria. Por eso se recomienda su consumo periódico, especialmente el azul (sardinas, salmón, atún, caballa…)

Arándanos

Su consumo frecuente puede aumentar la función cognitiva y disminuir los trastornos de la memoria. Es muy nutritivo para el organismo y recomendado por los médicos.

Aguacate

Es rico en omega 3 y tiene propiedades como antioxidante, por lo que nos ayuda a luchar contra el envejecimiento y el deterioro rápido de la salud. Es muy recomendable comerlo con frecuencia.

Espinacas

No es un cliché que las verduras son altamente beneficiosas para nuestro organismo. Un buen ejemplo son las espinacas que gracias a minerales, vitaminas y otros elementos ayudan a mantener la conductividad eléctrica del cerebro, haciendo que pensemos más rápido.

Fuente: 20minutos

 

Share This