¿QUÉ CAMBIOS EXPERIMENTA NUESTRO ORGANISMO EN OTOÑO?

Durante esta época del año, empieza a hacer más frío y cada vez tenemos menos horas de luz solar. En consecuencia, nuestros niveles de serotonina disminuyen de forma progresiva provocando cambios en nuestro estado emocional. Para combatir esta situación, practicar alguna actividad basada en el equilibrio cuerpo-mente es una estupenda idea.

Pero este no es el único cambio que sufrimos con la llegada del otoño. También, con la humedad de las primeras lluvias, nuestros huesos y articulaciones se resienten. Asimismo, nuestro metabolismo se ralentiza y, con ello, el proceso de crecimiento celular y de regeneración de tejidos. La síntesis de proteínas también desciende por lo que tardamos más en regenerar cabello, uñas, tejidos y huesos. Este es uno de los motivos por los que, a diferencia del verano, podemos encontrarnos más cansados de lo habitual, por eso, este es el momento para fortalecer nuestro sistema inmune a través del ejercicio y prepararnos para el invierno.

¿POR QUÉ ENTRENAR TE VENDRÁ BIEN AHORA QUE EMPIEZA EL OTOÑO?

Entrenar en otoño es ideal para preparar nuestro organismo para el invierno, una estación más exigente y dura en cuanto a temperaturas y rutinas se refiere.

Por otra parte, en esta época otoñal muchos volvemos a trabajar o estudiar, retomando nuestras actividades cotidianas. Todo ello supone un mayor nivel de estrés, que también puede pasarnos factura. Para ello, tomarse los entrenamientos con tranquilidad, no querer conseguir todo el primer mes y combinar el ejercicio con relajación algunas de nuestras recomendaciones para este otoño.
Entrenar más de una vez a la semana beneficiará tanto a tu cuerpo como a tu mente y te ayudará a afrontar los cambios que trae el otoño.

Y DE LA ALIMENTACIÓN… ¿NO HABLAMOS?

Los hábitos alimentarios, cambian en cada estación del año. Debemos dar prioridad a los alimentos de temporada, ya que de esta forma aprovechamos mucho más sus propiedades. Una dieta baja en grasas mejora nuestra respuesta inmune y además las carnes, los pescados y las legumbres nos ayudarán a nutrir y a recuperar más rápidamente nuestros tejidos. Otras opciones interesantes son la toma de infusiones de té, jengibre y canela, que favorecerán la depuración en nuestro organismo.

ESTOS SON ALIMENTOS DE TEMPORADA PARA EL OTOÑO

  • Hongos: Entre las diferentes variedades, las que encontramos por nuestra zona son el níscalo, el champiñón, la seta de cardo y boletus. 
  • Frutas: las frutas que encontramos en esta estación son higos, frutas del bosque, membrillos, peras, uvas, granadas, kakis, kiwis, manzanas y los apreciados frutos secos (avellanas, nueces, castañas, anacardos…).
  • Verduras: las verduras típicas de esta temporada son las acelgas, las alcachofas, la berenjena, el brócoli, la calabaza, la col, la coliflor, la endibia, el puerro y el boniato.

Recuerda que todos estos alimentos refuerzan las defensas, nos dan un aporte extra de vitaminas, minerales y renuevan nuestra energía. Además, nos ayudarán a controlar el nivel de colesterol y a prevenir enfermedades.

Por último, recuerda también que aunque no parezca tan necesaria como en los meses de verano, mantener una correcta hidratación es fundamental para que nuestro organismo se mantenga en niveles óptimos de funcionamiento y para estimular una buena recuperación metabólica después del ejercicio.

Share This