Si estás pensando en hacerte un seguro médico privado y tienes dudas acerca de cuál sería más ventajoso, sigue leyendo. En los seguros médicos el precio no es lo único importante. 

Las aseguradoras lanzan en los meses finales del año sus ofertas más ventajosas porque las pólizas suelen vencer en diciembre y, por ley, hay que comunicar la baja con un mes de antelación. Está muy bien darse de alta en un seguro privado de salud con un buen precio, pero hay que saber si se mantendrá la oferta en el siguiente año, si nos van a exigir permanencia a cambio del ahorro y, sobre todo, si la póliza contratada se adapta a lo que necesitamos.

¿Cuánto quieres pagar?

La cuota que habrá que pagar todos los meses es un dato importante, pero no resulta excluyente, porque siempre es posible encontrar la que mejor va con nuestra economía. Las compañías de seguros ofrecen tarifas a medida para que, prácticamente, cualquiera pueda contar con asistencia privada.

Hay pólizas que lo cubren todo y son más caras, pero las hay más económicas a cambio de excluir algunos servicios e intervenciones quirúrgicas.

El prestigio de la compañía

No es un asunto menor. Algunas empresas bancarias o del sector asegurador en general, a la vista de que los seguros médicos privados crecen cada día, se apuntan al ramo de salud, pero no tienen ni la experiencia ni los servicios que ofrecen las compañías más consolidadas.

Antes de contratar un seguro médico privado es importante hacerlo con una compañía de prestigio, que tenga suficientes especialistas en su cuadro médico, para poder elegir facultativos o cambiarnos de médico cuando queramos.

La cercanía

Antes de contratar un seguro médico privado, tenemos que ver qué hospitales, clínicas, centros y médicos están cerca del lugar donde vivimos o trabajamos. Si elegimos un seguro médico privado, es para no tener esperas, y los largos trayectos implican una pérdida de tiempo.

Lo que cubre y lo que no

En materia de salud, el precio no es lo único importante. En nuestro comparador no solo pueden consultarse los precios para comparar entre compañías, sino también las coberturas de cada una.

Hay que revisar la póliza antes de firmarla y saber en qué casos seremos atendidos y cuáles están excluidos. Otro punto de atención antes de contratar un seguro médico privado es el periodo de carencia, que es el tiempo durante el cual no nos cubrirán una asistencia al darnos de alta en una compañía. 

Los extras

Las compañías tienen coberturas diferenciales que nos hacen la vida más fácil, como las autorizaciones telefónicas o por internet para acceder a cualquier servicio, la agilidad en los trámites, la asistencia por teléfono 24 horas, la telemedicina, la atención dental…

 

Share This