1. Dieta casi vegana, incluyendo 2/3 veces por semana pescado, menos atún o pez espada, por su exceso en mercurio.
  2. Evitar grasas saturadas animales, así como las hidrogenadas y ‘trans’, y los azúcares simples ( sin eliminar o sustituir el azúcar en el té o el café, porque no merece la pena).
  3. Consume legumbres como principales fuentes de proteínas.
  4. Hasta los 65 años o 70 años mantén bajo el consumo de proteínas y, pasada esa edad, aumenta un poco la ingestión de proteína para no perder masa muscular.
  5. Consume grandes cantidades de carbohidratos (tomate, brécol, zanahoria o legumbres, entre otros.)
  6. Consume frecuentemente altas cantidades de aceite de oliva (50-100 mililitros diarios) y un puñado de nueces, almendras o avellanas.
  7. Come pescado y marisco con alto contenido de omega (salmón, boquerones, sardinas, bacalao, dorada, trucha, almejas, gambas) al menos dos veces por semana.
  8. Dieta rica en vitaminas y minerales, completándola dos o tres veces por semana con un suplemento multivitamínico y multimineral completo y de alta calidad.
  9. Come en un intervalo de doce horas diarias, empezando después de las 8 y acabar antes de las 20, por ejemplo.
  10. No ingerir nada tres o cuatro horas antes de acostarse.
  11. Las personas con sobrepeso dos comidas diarias: desayuno y comida o cena, y dos meriendas de 100 calorías con bajo contenido de azúcares.
  12. El número de comidas diarias (dos o tres) se decidirá en función del peso corporal y el perímetro abdominal, para mantener a ambos bajo control debe asesorarse con un profesional.
  13. Las personas con un peso normal y que tienden a perder peso, es aconsejable que hagan las tres comidas normales, además de una merienda de 100 calorías con bajo contenido en azúcares.

    Visto en  www.20minutos.es

¿HABLAMOS?
Share This
A %d blogueros les gusta esto: