6 recomendaciones para las personas que desayunan cereales con leche:

  • Escoger bien el cereal: estos deben ser sin azucarar. Se trata de la espelta, del arroz, del trigo, de la quinoa y de otros cereales o pseudocereales inflados o tostados en copos, a los que no se les ha añadido nada, y que suelen conservar la fibra. Lee bien etiquetas para asegurarte de que todo lo que has comprado es cereal entero y nada más.
  • Sustituir parte de los cereales por frutos secos o semillas, ricos en grasas insaturadas (las buenas) y en fibra. Puede ser una alternativa para aumentar la saciedad.
  • Alterna la leche con yogur griego y con otras leches fermentadas sin azucarar. Aportan probióticos. Suelen digerirse mejor y aportan mayor cantidad de proteínas y grasas que la leche, con lo que el grado de saciedad también será mayor.
  • Añade fruta fresca madura, o fruta desecada para endulzar. Puedes dar sabor a la leche triturándole una pieza de fruta madura, añadiéndola directamente a trozos en el yogur, o con una cucharadita de cacao en polvo puro (sin azúcar), canela o vainilla líquida.
  • Recuerda que los endulzantes del estilo miel y siropes no dejan de ser azúcar en forma semilíquida. Pueden utilizarse con moderación cuando el resto de la receta es rica en alimentos enteros.
  • Usa especias y hierbas aromáticas frescas para dar sabor. Tanto el cardamomo, como el anís o el jengibre pueden darle un toque a tus gachas, granolas y yogur. La menta fresca picada añade color y un refrescante sabor a las gachas y granolas con yogur.

    Fuente: 20minutos

Share This