01.Diabetes
Aumenta la probabilidad de sufrir un ictus entre 2 y 6 veces que al resto de población con un nivel de azúcar normal.
Los paciente con diabetes tipo 2 son las que tienen mayor probabilidad de un ictus en relación a los pacientes de tipo 1.

02.Síndromes de apnea del sueño.
Afecta al 5% de los adultos, multiplican el riesgo de sufrir un ictus isquémico en un 2,5%.
La solución no va más allá de perder peso y mejorar lo hábitos de sueño.

03.Antecedente familiar de ictus.
Si tu padre tuvo un ictus el riesgo es de 2,5. Si la herencia de tu madre es de 1,5.
la probabilidad de sufrir un ictus aumenta hasta un 60% si se tiene algún hermano que haya sufrido esta u otra enfermedad similar.

04.Tabaquismo.
Elemento principal que duplica el riesgo de sufrir un ictus. De hecho, se cono que cuanto más cantidad de cigarrillos se fuman al día más Dejar de fumar ayuda a reducir las cifras de ictus.

05.Género.
Afecta más a las mujeres que a los hombres.
En España son 40.000 las personas que padecen y mueren por un ictus.

06.Edad.
A partir de los 55 años y, por cada década que cumplimos el riesgo de padecerlo se dobla.

07.Uso de anticonceptivos orales.
Aumentan el riesgo de sufrir un ictus a las mujeres pero en un nivel bajo. 
Su uso debe evitarse en el caso de mujeres mayores de 35 años.

08.Migraña.
El riesgo se multiplica por 2,5 y si en las mujeres se suma el uso de anticonceptivos orales, el riesgo es de asciende hasta llegar al 9,0.

09.Drogas.
El riesgo se multiplica por 2,5 y si en las mujeres se suma el uso de anticonceptivos orales, el riesgo es de asciende hasta llegar al 9,0.

10.Inactividad física.
La inactividad física o sedentarismo y en tiempos prolongados aumenta en un 2,4 la probabilidad de padecer un ictus. La falta de actividad deportiva afecta a la salud del corazón y vasos sanguíneos, aparecen diversas patología como la diabetes y, todo ello, termina formando un cúmulo de elementos y circunstancia que puede acarrear con un accidente de este tipo.

Obesidad

11.La Obesidad.
La mujer con obesidad multiplica el riesgo en un 1,5.
Es el 22% de los españoles.

Visto en el post del Dr. Diego Ruiz (EFEsalud).

Share This